La Biblia Web Sociedades Bíblicas Unidas

La Biblia Web > La Santa Biblia > Hitos de la historia de la traducción

Hitos de la historia de la traducción

Hitos de la historia de la traducción

La Biblia es traducida, por lo menos, desde los tiempos de Esdras y Nehemías. En aquella época era necesario hacer una traducción oral o hablada en arameo de los textos en hebreo, necesidad sentida aún en los tiempos de Jesús. Sin embargo, la traducción más antigua de la Biblia en forma escrita es la Septuaginta, que fue realizada a lo largo de los últimos 200 o 300 años antes de Cristo.

  • Septuaginta: Es una traducción del Antiguo Testamento hebreo al griego, hecha en Egipto, para la comunidad judía que no entendía más el texto bíblico en hebreo. Pero, sin embargo, también incluye algunos libros que fueron, originalmente, escritos en griego. El término “Septuaginta” significa “Setenta” y es el derivado de la tradición de que fueron 72 sabios de Israel (seis de cada tribu) que hicieron la traducción, a pedido del rey de Egipto. Fue la Biblia utilizada por muchos de los primeros cristianos, entre ellos, apóstoles y evangelistas. La Septuaginta ayuda a entender el lenguaje del Nuevo Testamento, en especial el nuevo significado de la palabras griegas. Es el caso de la palabra doxa, que significa “opinión”, pero que a partir de la Septuaginta también adquirió el significado de “gloria”.
  • Otras traducciones: Después, ya en la era cristiana, surgieron nuevas traducciones, en lenguas como copta, etíope, siriaco (en el norte de la tierra de Israel) y latín, entre muchas otras. La traducción al latín es la más importante, por su amplía utilización en el Occidente, especialmente a lo largo de la Edad Media.
  • Vulgata: Es la traducción más importante al latín, realizada por el eminente biblista Jerónimo, a finales del cuarto siglo y comienzos del quinto siglo (más o menos 400 d.C.). Todo indica que Jerónimo hizo solo una revisión del texto latino del Nuevo Testamento. En el caso del Antiguo Testamento, hizo una nueva traducción a partir del original hebreo (que él llamaba como veritas hebraica, o “verdad hebraica”), pues las traducciones latinas existentes en la época habían sido realizadas a partir de la Septuaginta griega. Para hacer una traducción de calidad y fiel a los originales, Jerónimo fue a Palestina, donde vivió durante 20 años, estudió hebreo con famosos rabinos y examinó todos los manuscritos que pudo localizar. Su traducción se volvió conocida como “Vulgata”, o sea, la traducción “divulgada” o “difundida”. Aunque no haya sido inmediatamente aceptada, por ser diferente de las otras traducciones conocidas en la época, se volvió el texto oficial del cristianismo occidental. En este formulario, la Biblia se divulgó por todas las regiones del Mediterráneo, alcanzando el Norte de Europa.
  • Traducciones en Europa: En Europa, los cristianos entraron en conflicto con los invasores godos y hunos, que destruyeron gran parte de la civilización romana. En monasterios, en los cuales algunos hombres se refugiaron de la turbulencia causada por guerras constantes, el texto bíblico fue preservado por muchos siglos, especialmente la Biblia en latín, en la traducción de Jerónimo. No se sabe cuándo ni cómo la Biblia llegó hasta las Islas Británicas. Misioneros llevaron el evangelio a Irlanda, Escocia e Inglaterra, y ciertamente había cristianos en el ejército romano que dominó aquella región durante el segundo y el tercer siglo. Probablemente la traducción más antigua en la lengua del pueblo de esa región es la del Venerable Beda. Se relata que, en el momento de su muerte, en 735, él estaba dictando una traducción del Evangelio de Juan; sin embargo, ninguna de sus traducciones llegó a nosotros.
  • John Wycliffe: Nacido alrededor del año 1330, en el interior de Inglaterra, Wycliffe tiene su nombre asociado a la primera traducción de la Biblia al inglés. Los líderes de la Iglesia se opusieron violentamente a la Biblia en inglés y persiguieron a Wycliffe. Él fue condenado después de muerto, teniendo el cuerpo desenterrado y quemado.
  • Lutero: Lutero tradujo el Nuevo Testamento en alemán, en un período de once semanas, cuando estaba refugiado en el castillo de Wartburg. Esa traducción fue publicada en septiembre de 1522. La traducción del Antiguo Testamento sólo fue publicada en 1534, después de 12 años de trabajo, en el cual Lutero contó con la colaboración de un equipo de profesores de teología de Wittenberg. La obra de Lutero anticipa, en parte, el modelo de traducción de equivalencia dinámica utilizado en la Nueva Traducción en el Lenguaje de Hoy. Lutero defendía que, en vez de preguntar a las letras en la lengua latina cómo se debe hablar en alemán, era necesario oír como hablaban las personas del pueblo y traducir de la misma manera para que entendiesen que se estaba hablando alemán con ellas. La traducción de la Biblia realizada por Lutero cayó en el gusto popular, aunque no fuese la primera traducción en lengua alemana.
  • Reina Valera: La Reina Valera es, en el mundo de habla hispana, lo que Almeida es en el mundo de habla portuguesa: la traducción más apreciada por los evangélicos. El nombre viene de Casiodoro de Reina, quien hizo la traducción original en 1569, y de Cipriano de Valera, que hizo la revisión, en 1602.
  • King James: Esta traducción de la Biblia, que ya cumplió cuatro siglos y aún es bastante usada en el mundo de habla inglesa, surgió en 1611. Fue encomendada por un rey británico, razón por la cual se llama “traducción del rey Jaime”. No fue, en rigor, una nueva traducción, pero sí una edición que combinó traducciones anteriores, incluyendo las de Wycliffe y William Tyndale.